Rhynchoprotect

Rhynchoprotect

Uso en trampeo masivo del picudo rojo de las palmeras Rhynchophorus ferrugineus

El picudo de las palmeras, Rhynchophorus ferrugineus (Coleoptera: Curculionidae), es originario del Sur y Sudeste asiático. Se ha distribuido ampliamente por varias zonas convirtiéndose en una de las plagas más severas de las palmeras de la zona Mediterránea y de Oriente Medio. Las especies de palmera más atacadas son del género Phoenix, concretamente P. dactylifera y P. canariensis, pero otras palmeras ornamentales son susceptibles de ser atacadas.

Las hembras adultas ponen alrededor de unos 300 huevos en la base de las hojas jóvenes o en las heridas de hojas y troncos. Las larvas se alimentan inicialmente de las fibras tiernas y de los tejidos de los brotes. A continuación se desplazan hacia el interior de la palmera haciendo túneles y grandes cavidades en cualquier lugar de la planta. Transcurridos 1-3 meses la larva teje un capullo con fibras secas de palmera y pupa. En este estadio permanecen de dos a cuatro semanas antes de la aparición del adulto. El ciclo biológico de R. ferrugineus tiene una duración de entre 3 y 4 meses (generalmente 3 generaciones al año). Los adultos suelen permanecer en la palmera mientras puedan tomar alimento. Una vez que la palmera está prácticamente destruida, los adultos vuelan para colonizar otras palmeras, preferiblemente aquellas que tienen alguna herida, ya sea accidental o por poda. Normalmente, los daños causados por las larvas no son visibles hasta largo tiempo después de la infestación. Cuando aparecen los primeros síntomas, el mal es tan grande que, en la mayoría de casos, implica la muerte de la palmera.

PROCEDIMIENTO DE CONTROL

El control de esta especie debe llevarse a cabo mediante la combinación de varias estrategias, ya que la utilización de un único método de control no es eficaz para su manejo. Dentro de este conjunto de medidas se incluirían la prospección de palmeras, con el fin de detectar los primeros síntomas evidentes. Métodos culturales, como la poda de las palmeras durante la época en que el insecto es menos activo (diciembre-febrero) así como el tratamiento químico de las heridas. La utilización de feromonas y finalmente también pueden aplicarse tratamientos químicos con los productos autorizados para tal fin. Si la palmera se encuentra afectada por el picudo, según el grado de infestación puede procederse al saneamiento de las partes afectadas o en casos de ataques elevados la eliminación de la palmera. Dentro de las medidas de control anterioremente mencionadas, es de especial importancia el uso de feromonas para la captura y eliminación de adultos.

FORMULACIÓN

Difusores

El producto RHYNCHOPROTECT está constituido por un único difusor de vapores de feromona. La sustancia activa utilizada en el producto es una mezcla formada por 4-metil-5-nonanol y 4-metil-5-nonanona. Esta mezcla está descrita como feromona de agregación del picudo rojo, atrayendo ambos sexos de esta especie. Igualmente, este difusor puede ir acompañado de otro producto, RHYNCHOPROTECT PLUS, constituído por una cairomona, el acetato de etilo. El tiempo de eficacia del difusor depende de las condiciones de temperatura, ventilación y humedad ambiental. En condiciones normales tiene una duración de 90 días dependiendo de la temperatura.

APLICACIÓN

· Cada difusor de feromona se dispone dentro de una trampa PICUSAN colgado con una brida de unos agujeros que se encuentran en un lateral de la trampa. En el recipiente interior se dispone agua. También existe la posibilidad de añadir un insecticida en la base, sin necesidad de añadir agua.

· Las trampas deben disponerse en el suelo en zonas sombreadas y a una distancia de al menos 50 m de las palmeras. En el caso de palmeras particulares pueden colocarse a una distancia menor (mínimo 20 m).

· Como vigilancia, es suficiente disponer 1 trampa/ha en superficies pequeñas o una por cada 3 ha en superficies grandes y homogéneas. Se deberán realizar controles para controlar el número de capturas cada 7-15 días así como reponer el agua si fuera necesario.

· Las trampas de monitoreo deberán mantenerse durante todo el año.

· Una vez se detecte la presencia de plaga en la parcela, se dispondrán 4 trampas/ha con una separación de 50 m entre trampas. El número de trampas puede aumentarse en aquellas zonas donde se hallen más capturas. Así mismo en un radio de 1000 m del sitio donde se ha detectado la plaga, es conveniente realizar un monitoreo en las zonas donde haya palmeras. En estos casos las trampas deben estar alejadas de estas palmeras para evitar, en caso de que estén sanas, la infestación por el picudo.

· Deben protegerse todas las palmeras situadas en un radio de 50 m de las trampas con pulverizaciones regulares de insecticida para eliminar el riesgo de puestas de hembras atraídas.

· La colocación de más de una trampa/ha se debe realizar principalmente de primavera a otoño, ya que en los meses de invierno las capturas son prácticamente nulas.

MANEJO Y ALMACENAJE

El difusor que constituye el producto RHYNCHOPROTECT se presenta envasado en paquetes con el número conveniente de unidades.  Se recomienda guardar el producto en sus envases originales, sin abrirlos. el producto RHYNCHOPROTECT se debe conservar en congelador y RHYNCHOPROTECT PLUS (cairomona) en nevera hasta el momento de su uso. En estas condiciones RHYNCHOPROTECT puede ser guardado durante un periodo de dos años y RHYNCHOPROTECT PLUS un año. Se debe evitar cortar o perforar los difusores. La preparación es un difusor puntual situado en una trampa y emite al aire vapores de la sustancia activa a una velocidad controlada. Por lo tanto, no supone ningún riesgo para personas, animales y plantas. Igualmente, los riesgos de contaminación de aguas y suelos son descartables. Los difusores usados y sus envases deben ser gestionados de acuerdo con la legislación vigente.

Otros tratamiento relacionados con Rhyncophorus ferrugineus:

Rhyncophorus ferrugineus

Coleoptera: Curculionidae